23.4.09

Once upon a time

Todo comenzó hace mucho mucho tiempo…

Vamos, que uno empezó traducción, luego se fue de Erasmus a Alemania (suspirito) y aquello le gustó bastante, así que se fue aficionando a viajar. El verano pasado aprovechó la ocasión y se fue a Minnesota a pasarse un mes tumbado a la bartola y como no le pareció suficiente pensó en volver a Estados Unidos, a ver que tal…


Tras un más que tortuoso y sobre todo lento proceso —prepreselección, recopilación de cartas de recomendación, cartas de motivación, redacción de currículums, preselección, entrevista, semanas de espera, selección, meses de espera, exámenes de inglés de cuatro horas y media, entrevista por skype, días de espera horribles, y ultramegasuper definitiva selección—, fui seleccionado para pasar un año en California trabajando como residente de español (chico para todo) en la universidad de Pomona (Claremont), en California, muy cerquita de Los Ángeles.


Y es aquí donde comienza este blog en el que espero contar las aventuras y desventuras que ocurran por la costa del pacífico.

1 comentario:

Brian Edward Hyde dijo...

Y a mí, miedo me das... bufff, con la odisea que has pasao quitan las ganas de irse a ninguna parte :S