1.10.09

Go Dodgers!

Pomona y los demás colleges en Claremont, organizaron una macro excursión con cerca de 500 personas para ir a ver a Los Angeles Dodgers, aka, uno de los equipos de béisbol en LA. (Uno de los dos, que tampoco hay 500). Además, jugaban nada más y nada menos que con los Giants de San Francisco, así que el morbo estaba servido y en bandeja de plata. (Lo sé, mis símiles dejan bastante que desar...).

Dos estudiantes al azar mostrando sus entradas

Total, que tras comprar las entradas (5 dóllares con transporte incluído? Awesome!) (Cabe mencionar que no se podían comprar más de 2 entradas juntas, así que, tras tener que volver a por los datos de todas mis compañeras, me encontré con que la amabilísima señora que vendía los tiquets me decía que nanai, y nanai fue, así que cada uno compró su tiquet) fuimos a esperar al bus que debía llevarnos al estadio. Por supuesto, se trataba de nuevo de magníficos y maravillosos autobuses amarillos, que deben ser el medio de transporte con la menor amortiguación de la historia! Así acabamos una hora y media metidos en estos maravillosos autobuses para llegar al estadio tarde y mal.
Con las prisas fuimos corriendo a nuestros sitios (10 F, ale, pues aquí es... oye, qué bien se ve, no? Qué cerquita estamos... y dónde están los demás? Bueno, ya vendrán...) y echamos a los descarados que estaban sentados en NUESTROS sitios.


Así, desde nuestros cómodos sitios veíamos como hacían algún que otro Home Run (mientras explicaba las reglas a las chicas, que no entendían muy bien lo que estaba pasando, pero ellas se lo pasaban pipa con el ambiente y sus perritos calientes, hehe).

Finalmente nuestro gozo acabó alrededor de la quinta cuando una familia llegó donde estábamos y clamaban que estábamos en sus sitios. Yo, con mi mayor acento de negraco del Bronx les solté que nanai del Paraguay, que esos eran nuestros sitios y punto. Muy amablemente sacaba mi entrada para resfregársela un poquito por la cara cuando, al verla, me sueta... ehm... la tuya es TD, es decir, dos plantas más arriba. En ese momento, y mientras me iba haciendo más y más pequeñito, pedía disculpas y escurría el bulto...


Tras coger el ascensor y subir, y subir llegamos a los que eran nuestros asientos de 9 dólares. (Los otros eran los de 35 dólares...) y tras echar a los bastardos que estaban en NUESTROS sitios (ahora sí que sí) nos dedicamos a ver caer a los Dodgers rodeados de otros estudiantes (así que todos estaban aquí...).

Tras la derrota (la mía y la de los Dodgers) había un espectáculo de fuegos artificiales (sí, yo tampoco lo entiendo) y, cuando nos íbamos a marchar, Guanpe se encontró el bolso de una chica, y como a uno le daba cosilla dejarlo allí, pues me dije que seguro que era de alguna estudiante y que más seguro estría conmigo que con los limpiadores del estadio (cuanta razón tenía...).

Estudiante al azar con camiseta de la UGR

El viaje de vuelta fue algo más corto (odio el tráfico en LA!!) pero cambiamos de asientos y estos tenían una distancia exacta con el asiento de delante de 20 centímetros, con lo que me sobraba media pierna... Al menos, nos entretuvimos cotilleando la vida de la estudiante que tenía 4 tarjetas de crédito, otras tantas de 20 comercios, el carné de conducir, y lo típico, vamos. Eso sí, sólo unos míseros 12 dólares (tacaña... ehem).

LA de noche desde un autobús con poca amortiguación

Ya en casita me conecté a feisbú y tras una más que sencilla búsqueda encontré a la muchacha en questión que me dio las gracias en 2 frases y dijo que por la mañana se pasaría a por él.
Resulta que no se había enterado de que lo había perdido porque lo llevaba en otro bolso, etc etc...
¿Qué hemos aprendido de todo esto, chicos y chicas? Que la próxima vez que os encontréis un bolso, os fundáis el dinero de las tarjetas de crédito, que luego la gente éh una desagradesía.

Menos mal que ese día estaba de buen humor porque estábamos a punto de recoger el coche e irnos a Las Vegas...

4 comentarios:

Brian Edward Hyde dijo...

Juanpe, que no se puede ser tan bueno. Jajajajaja, os equivocasteis sseguidamente de asiento xDD

Jose dijo...

Hahahahaha! La verdad es que me habrìa gustado ver la cara de aquellos a quienes echaste al principio cuando vieran y dijeran: aqui venimos por la cara y ahora vienen otros con mas cara y se sientan aqui y ahora los echan a ellos! xDDDDD

Por cierto el comentario "mientras explicaba las reglas a las chicas, que no entendían muy bien lo que estaba pasando, pero ellas se lo pasaban pipa con el ambiente y sus perritos calientes" me ha sonado raro O_o' espero que las chicas ahora comprendan que en ese deporte lo importante sucede justo en el centro del campo hehehe

Hehehe, me rio otra vez por lo de los asientos, pero como dice jose rubio, ha sido muy bueno!! xDDD

La moraleja de lo del bolso te enseña que si te encuentras un bolso perdido, da igual, tienen otro y no lo echan de menos hehehe (pero tù mantente alemàn en ese sentido eh? :p)

Un abrazo feo ^^

ps: ayer conocì a las quebequesas de "el piso" y hoy hemos comido los cinco ananas que quedamos aqui; me he acordado mucho de belén y de ti, snifff

uBi-san dijo...

Ja, du lässt es dir gut gehen, das seh' ich schon! Oh Mann, ich wär jetzt auch so gern in den USA... vielleicht schaffe ich es ja, dich in LA zu besuchen. Mal sehen. ^^
Pass auf dich auf!

clau dijo...

que pronto te has cansado del blog juanpeee! cuentanooooossss.clau.