8.11.09

Tempus fugit

Adivinad donde he estado...


Varias cosas:

Parece ser que a Facebook no le ha gustado algo de lo que he dicho y ha decidió eliminarme la cuenta que tengo desde hace ¿3? años por la cara y sin previo aviso. Así me he visto compuesto y sin facebook de un día para otro… ains, yo que hasta había creado un grupo para la gente que vive en mi pasillo, y mis fotos de los viajes, ahora me lo ha eliminado todo (incluidos los comentarios o mensajes que le haya podido enviar a alguien a lo largo de este tiempo), ha dejado a mi novia compuesta y sin novio y eso, a mí más solico que la una. Así que ya sabéis fieles seguidores, no es que ya no os quiera como amigos, es que a facebook no le parece bien que tenga relación con mis amigos a través de su red.

Lo bueno, que ahora tendré más tiempo para dedicarle al blog. Aún estoy en proceso para ver si facebook me devuelve la cuenta o no. Si sí, pues guay, si no, pues creo que esperaré algo de tiempo antes de hacerme otra cuenta, para castigarlos y dedicarme algo de tiempo a mí.

Buah, a Las Vegas fui hace bastante tiempo y durante este tiempo he hecho bastantes cosas, así que empiezo:

1. Poco después de volver de vegas llegó al campus un camión de la Cruz Roja para donar sangre. Yo, que soy muy dado a donar, pues allí que me fui para volver 20 minutos más tarde sin haber donado sangre y mosqueado. Al parecer si has vivido en Europa durante más de 5 años no puedes donar sangre en los Estados Unidos. ¿Por qué? Pues eso quisiera saber yo, porque ellos no me lo dijeron.

2. Poco después me decidí a ir a una conferencia sobre los derechos de los latinos en lo que parece ser el sitio más pijo de todo el campus. Allí que llegué yo con mis vaqueros (gracias a Dios que llevaba vaqueros y no pantalones cortos), mi camiseta y mis chanclas, cuando el metre me preguntó el nombre de mi reserva, me echó una miradita que daba gusto y me pidió que lo acompañara para entrar al paraíso de los trajes de chaqueta de marca y las conversaciones más estiradas que he tenido en mi vida. Menos mal que el vino (gratis) estaba muy bueno y la comida (por supuesto, gratis) estaba para chuparse los dedos. Una velada agradabilísima hablando de las diferentes teorías de la traducción y de cómo la lingüística afecta en el proceso de traducción (con profesores de biología y psicología…). Sin palabras.

3. Tras una cena tan estirada, nos esperaba otra cena con la decana de estudiantes que nos había invitado a su casa. Juanpe se enfundó en sus mejores galas (muahaha, esta vez no me iban a pillar desprevenido, y aunque con la corbata apenas podía respirar, iba hecho un pincelito) y allí que se plantó para disfrutar de otra velada, algo menos estirada, eso sí y con una comida deliciosa :)

4. Una semana más tarde tenía lugar mi actividad cultural fuera del campus. Digamos que en mi contrato dice que tengo que organizar al menos 10 actividades por semestre y que una de ellas debe ser fuera del campus. Pues Jp encontró una actividad estupendo y decidió llevarse a sus alumnos y a quien quisiera a UCLA (Universidad de California Los Angeles) para ver un espectáculo de Flamenco con Paco Peña a la cabeza de un grupo de expertos. Organizar la actividad fue terrible (e increíblemente cara) y tras muchos dolores de cabeza todo empezó a cuadrar. La actividad en sí fue maravillosa y el espectáculo de flamenco dejó a todos sin palabras, así que fue todo un éxito.

5. Como le cogí gustillo a esto de las actividades fuera del campus me apunté a todas las de los otros residentes y acabé en el cine viendo una peli en francés (con subtítulos…. fiuuu) y en Little Tokio para ver un espectáculo de Kabuki (u ópera japonesa) que fue apasionante. Este domingo vuelvo a LA para tirar abajo el muro de Berlín, 20 años después. :)

Disfrutando de comida japonesa en Little Tokyo

6. En California tienen un magnífico descanso de otoño que dura unos 4 días y que yo aproveché para hacer muchas cosas que no había podido hacer (aparte de responder mails, que ya lo he contado… arff). Pues el sábado fui a un partido de fútbol (americano) y el domingo decidimos la residente de japonés y yo escaparnos con el metrolink a LA. Allí llegamos sin planes fijos así que nos fuimos para Hollywood a contar estrellas. Después nos pillamos el bus y acabamos (tras hora y media…) en Beverly Hills y como aún teníamos tiempo nos escapamos a Santa Mónica para completar un día redondo :)

Super español

En el muelle de Santa Monica

7. Durante el Fall break también pensamos que estaría bien hacer algo diferente así que pillamos la furgo y nos fuimos el martes a Disneyland y pasamos un día estupendo montando en todas las atracciones (y como era martes no había cola) y disfrutando como enanos.

Todos haciendo cola en Disneyland

Y por hoy lo dejo aquí, en la próxima actualización os contaré como hice mi primera calabaza para Halloween, qué tal los conciertos del Glee Club de Oxy y Pomona y lo mucho que mola Old-Pasadena.

Aqui Alba y Rosario en Occidental College (en realidad es un restaurante Thai cercano, pero lo mismo da, hehe)

Ahora me voy de fiesta. O eso espero.

Se manifiesta,
Juan Pedro

2 comentarios:

Ángela Rufete dijo...

Te lo estás montando de lujo pequeño Willy...Pásame un poco de tu hiperactividad por favor!! Dios, lo de no donar sangre xq hayas vivido más de 5 años en Europa......joer, eso seguro que es porque no te acompañaba yo jajaja (no creo, si te hubiera acompañado yo seguro que nos echan antes jajaja). Aun nos quedará el tuenti, esa adorable versión cutrecilla del facebook...ains

Jose dijo...

hola? fotacas? pedazo de actividades? Qué suerte eh?!! Y yo en casa y no salgo a pesar que mañana no tengo clase, pero el resto tienen clase asi que garlic and water. Que sigas pasàndotelo tan bien y que lo compartas también como hasta ahora! ^^
Cuidate mucho,
Jose